Excelencia en oftalmología con sentido humano

Desprendimiento de retina
Retina Center Tijuana

Glaucoma

  • Glaucoma
  • Glaucoma Avanzando
  • Glaucoma Neovascular

Glaucoma


El Glaucoma es una enfermedad degenerativa que se caracteriza por la muerte acelerada de las células ganglionares y la lesión del nervio óptico, esto se traduce en una pérdida del campo visual o perdida de la visión periférica en los pacientes.

Generalmente es una enfermedad que afecta ambos ojos y que inicia en la edad adulta. El glaucoma primario de ángulo abierto es el más frecuente de todos los tipos de glaucoma, y afecta aproximadamente al 1% de la población mayor de 40 años. El glaucoma primario de ángulo abierto afecta a ambos sexos por igual y es responsable de alrededor del 12% de todos los casos de ceguera en Norteamérica.

El Glaucoma es una enfermedad silenciosa que no da ningún síntoma en sus primeras fases es decir no genera un afectación visual importante, ni dolor o ningún tipo de malestar. Conforme va avanzando se va perdiendo la visión periférica y por lo general se afecta un ojo con mayor severidad que otro, y como nuestra visión binocular (con ambos ojos) es muy efectiva un ojo logra compensar lo del otro, cuando el glaucoma nos genera síntomas generalmente es en una fase muy avanzada que nos limita a solo tratar de detener la progresión de la enfermedad y conservar la visión central.

Los principales factores de riesgo son

Edad: Más frecuente en adultos mayores de 65 años.

Raza: Es significativamente más frecuente y se desarrolla de forma más temprana en personas afroamericanas.

Historia Familiar: Tiene un fuerte factor hereditario.

Otros factores menos frecuentes: Diabetes y Miopía.

La presión intraocular elevada es un factor de riesgo independiente, pero no es sinónimo de glaucoma, ya que 16% de los pacientes con Glaucoma presentan una presión intraocular normal o inferior a 21 mmHg.

Es necesario realizar una revisión detallada de la presión intraocular, el nervio óptico y el campo visual de cada paciente en especial a aquellos que cuenten con historia familiar de glaucoma.

Posterior a la exploración oftalmológica detallada se realizarán estudios para confirmar el diagnóstico de Glaucoma. Generalmente se solicita una tomografía de coherencia óptica (OCT) para ver cambios estructurales del nervio óptico y el grosor de la capa de fibras nerviosas, un campo visual para evaluar si existe perdida de la visión funcional y una paquimetría corneal para después calcular la presión intraocular real.

Una vez confirmado el diagnóstico de glaucoma se iniciara con el tratamiento, el objetivo de este es evitar la afectación funcional de la visión durante la vida del paciente enlenteciendo la perdida de células ganglionares. Actualmente, el mejor método para conseguir este objetivo es disminuir la presión intraocular.

FOTOS DE ESTUDIOS DE CAMPOS VISUALES Y OCT CON GLAUCOMA
El tratamiento inicial suele ser con medicamentos en gotas que se aplican en ambos ojos. El medicamento que se elija debe emplearse en su concentración más baja, y siempre que sea posible, de acuerdo con el efecto terapéutico deseado. Idealmente, debe utilizarse el medicamento que tenga menos efectos adversos posibles. El tratamiento inicial suele realizarse con un solo fármaco habitualmente un análogo de prostaglandinas o un betabloqueador.

El seguimiento debe llevarse a cabo a las 4 semanas de iniciado el tratamiento, una disminución de la presión intraocular superior a 4 mmHg se considera significativa pero no siempre es suficiente. Si la respuesta al tratamiento es satisfactoria, la evaluación posterior se realiza después de 2 meses y luego cada 3-4 meses. Si la respuesta es insuficiente se puede cambiar o añadir un segundo medicamento.

La cirugía en el tratamiento del glaucoma está indicada en los casos que no responden a la terapia máxima con 3 o 4 medicamentos, por intolerancia al tratamiento y/o por condiciones muy específicas del paciente que se beneficiará más con un tratamiento más agresivo en una etapa inicial.

EXISTEN OTROS TIPOS DE GLAUCOMA COMO EL GLAUCOMA NEOVASCULAR QUE SE RELACIONA CON COMPLICACIONES DE LA DIABETES O LA HIPERTENSIÓN ARTERIAL.

El glaucoma neovascular si se puede presentar en un solo ojo y ser más agresivo que el glaucoma primario de ángulo abierto. El tratamiento del glaucoma neovascular es tratando la retinopatía diabética o la oclusión de la venas de la retina con láser o inyecciones intraoculares de medicamentos especiales para inhibir la producción de factores que desarrollaron la formación de venas anormales sobre el iris y causaron la obstrucción del ángulo o drenaje del ojo.

En fin hay diferentes tipos de glaucoma primarios o secundarios, es necesario una revisión por un especialista para diagnosticarlo.

SI ERES UNA PERSONA MAYOR DE 40 AÑOS O CUENTAS CON ANTECEDENTES DE GLACUOMA, DIABETES, HIPERTENSIÓN ARTERIAL O ALGUN PROBLEMA OCULAR ACUDE CON UN ESPECIALISTA LO MAS PRONTO POSIBLE.